Pesquisar este blog

ABOUT.ME

segunda-feira, 18 de maio de 2015

Me cago en tus muertos

Me cago en tus muertos:

EXPLICACIÓN

Según el especialista Franco O. Nero podría tratarse del primer insulto zombi en el que se apela a la memoria y origen (ya caduco) de quien recibe el improperio para alterar en su psiquis el recuerdo sagrado de su procedencia. Una incontinencia ‘diarreicoverbal’ exacerbada dirigida hacia un antepasado directo, hacia el recuerdo familiar. «Los muertos, muertos están, por suerte, que son muy malos», dice con elocuencia, desparpajo y aires de sabihondo el sacerdote cordobés Romerales (1925), quien, de tanto hacer extremaunciones y demás, está hasta los cojones de cagarse en los muertos. En todos y sin distinción, hasta tal nivel es su hartazgo de los fallecidos que se rumorea que su testamento es un sencillo «por fin me puedo cagar yo en mí».

Este improperio se inscribe en el género negro del insulto. Varias generaciones escolares, con la excusa de atemperar su virulencia, han creado unas subversiones que han desembocado en un caos semántico sin precedentes. Recuérdese el «me cago en sus muelas» o «en sus muelles», los cuales eliminan la parte oscura del insulto. Aclaremos que la expresión ‘cagar’ adolece de acritud expresa. Recordemos el «mecagoentó», «mecago en la puta», el catalán espidifénico «cagando leches» o los ejemplos regionales que aportamos aquí de «me cago en».



baño_calavera-(1)


La Iglesia católica restringe su uso solo a los mortales ya que el Salvador ha resucitado y no se le puede considerar muerto, salvo aquellos tres días que se pasó en la oscuridad preparando el Power Point que convencería a la población mundial (o parte de ella) de que era mejor volver que quedarse en una gruta maloliente, sin baño, ni moqueta, ni Red Bull.

Es decir, con «me cago en tus muertos» no hay posibilidad de cagarse en Cristo porque la Iglesia afirma que no ha fallecido. En cambio, sí existe la posibilidad de hacerlo con su Padre. De ahí la expresión «me cago en Dios».

Además de Andalucía, en México la expresión puede tener connotaciones nefastas. Bien conocida es la forma en la que se toman la idea de la muerte en el país norteamericano. Si uno llega a cagarse sobre los muertos de otro, lo más probable es que pase a engrosar de inmediato la lista de los muertos de uno. «Órale, pinche güey, que me cago en tus muertos como en los de la Malinche» es lo último que dijo Abraham Poxocapetepl, de profesión tequilero, en un antro de Monterrey antes de ser perforado por 277 balas de un mismo tirador y todas por el mismo orificio. Ahora Abraham trabaja como túnel en la autopista de Tijuana a Guanajuato.

Situación de empleo del insulto. Generalmente, suelen ocurrir en dos situaciones, casi siempre situadas en terreno andaluz o mexicano. Hallándose el responsable del agravio ya corriendo lejos y el agraviado extenuado tras una persecución, grita: «Me cago en tus muertos». La segunda opción es que el responsable del agravio, no contento con el escarnio, a lo lejos grite: «Me cago en tus muertos». Siempre a distancia; no recomendamos la confrontación directa con este insulto entre responsable del agravio y agraviado. Acaba muy mal; arréglenlo ya en el Juzgado.

OTROS «ME CAGO» AUTÓCTONOS:

Asturias: «Me cago en las pitas de Grao». En español, «me cago en las gallinas de Grado». En Grado, villa asturiana, tienen unas gallinas muy expansivas, es decir, bipolares, especialmente con los visitantes. Esta personalidad ovípara produce la lógica aversión del turista astur medio.

Aragón: «Me cago en el copetín de la baraja». Por encima de la copa, el copetín. El diez de copas, diez copas y diez copetines. Ponte tú a cerrar diez copetines con lo que fastidia. De ahí su uso indiscriminado entre la población maña que son mucho de abrir copas y cerrarlas.

Galicia: «Cajo na cona que te botou». Se refiere el gallego o la gallega media a la acción de botar a una persona a la que odian, tomando ‘botar’ por la segunda acepción de la RAE, «echar al agua un buque haciéndolo resbalar por la grada después de construido», y ‘grada’ por la tercera acepción, ‘vagina’.

CAPACIDAD DE DESTRUCCIÓN Y DE USOS

Nivel de brutalidad en lugar de procedencia

Andalucía: 10 (Te abren la cabeza)

México: 10 (Te guachean la chinga a lo chungo)

Cáceres: 5 (Depende del cacereño y del día que lo pilles)

Burgos: 0 (Ni lo entienden)

Español de etnia gitana: 15



Zona de uso

España (Andalucía) o entre emigrantes españoles (andaluces).

Este post Me cago en tus muertos, escrito por Rapa/ Galán, se publicó originalmente en Yorokobu.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Reuters: Top News

Reuters: World News

Reuters: Arts

Reuters: Sports News

Reuters: People News

Reuters: Entertainment News

Reuters: Technology News

ÚLTIMAS NOTÍCIAS

SEGUIDORES NO GOOGLE +

Testez la vitesse de votre connexion Internet ADSL, câble ou FTTx